Oferta especial !!! Descuento 7% para cualquier curso Octubre 2014 !!! Clickea aqui ahora !!!

Print page
Home Descubre Barcelona Barcelona como Estilo de Vida

Barcelona como estilo de vida

Barcelona como estilo de vida

La noche

Barcelona - una ciudad fascinante, con una historia, tradición, costumbres y ritmo de vida propios. Independientemente de la edad y las preferencias, cada uno puede encontrar en Barcelona “el descanso del alma ".

Para la mayoría de los turistas, la vida nocturna de Barcelona es muy similar a un día de fiesta - gente en las calles, restaurantes con terraza, pubs, discotecas, incluso numerosos clubes elitistas donde podéis encontraros con las personas más conocidas y ricas del mundo.

El Port Olímpic está considerado como el centro de la vida nocturna de Barcelona. Cuenta con  un gran número de de bares, restaurantes y discotecas. Se encuentra junto a la playa de la Barceloneta, donde la noche puede ser aún más intensa que el día.

Para un viaje a través de la noche de Barcelona una buena opción es comenzar con una visita a la Fuente Mágica de Montjuic. Ésta recibe una gran admiración por parte de sus visitantes al ver este milagro de ingeniería de Carlos Buigasa. Durante todo el año, entre las 21:00h y 23:30, en la plaza Carlos Buigasa en Parque de Montjuic, sus columnas de agua y su colorido, que nunca se repiten, su sonido y su música, se elevan hacia el cielo.

Los aficionados al rock pueden encontrar numerosos clubes de rock donde se ofrecen a menudo conciertos de estrellas de este género musical.

Es posible bailar en cualquier lugar de Barcelona, aunque hay sitios especiales para hacerlo. Los huéspedes podrán disfrutar en el club "Sala Bikini" en Barcelona, donde podrán bailar música ultramoderna, latina o probar suerte en la salsa. Y para simultanear bailes ardientes y una velada refinada, se puede visitar el moderno y costoso club de  Barcelona "Opium Mar", con una gran terraza sobre la misma playa que puedes visitar  incluso de noche.

Para los niños

En Catalunya hay una cantidad asombrosa de actividades infantiles. Por ejemplo, Aqualeon, un enorme Parque acuático y safari, el Aquarium, centro marino y recreativo o el complejo arquitectónico Catalunya en miniatura, el más grande del mundo. Pero la impresión más notable, por supuesto, se la llevan el parque de atracciones Port Aventura, un verdadero Disneylandia  español y el Aquópolis, el parque acuático más grande de Europa, a 100 km de Barcelona, donde no sólo es posible deslizarse por sus toboganes de agua, sino también ver el espectáculo de delfines, e incluso, bañarse con ellos.

La Gastronomia

En cuanto a la riqueza de las tradiciones culturales de Cataluña, es imposible no mencionar el tema gastronómico.

España y, en concreto, Cataluña se consideran la patria de los platos más exquisitos. En la Edad Media, hace unos 600 años, los cocineros catalanes fueron los primeros en imprimir sus recetas en lengua romance. Ahora, los gastrónomos llaman a Barcelona "La nueva capital de los gourmet europea", que alberga 9 restaurantes galardonados con la estrella "Michelin".

La cocina moderna catalana representa una aleación de la italiana, francesa, ibérica, e incluso algunas tradiciones árabes culinarias y ejercía una fuerte influencia sobre los gustos y propensiones de los aristócratas jóvenes y la burguesía catalana de los años 70 años.

En la cocina local han influido también los árabes, quienes han aportado ingredientes como el limón, la miel y la canela y combina los tomates, queridos por todos los españoles, el aceite de oliva, el ajo, la cebolla, las frutas secas y hierbas perfumadas, muchas de de las cuales se usan en las cocinas de otros pueblos mediterráneos, aunque aquí usadas de forma diferente.

La cocina catalana forma parte de la denominada dieta mediterránea, con demostrados beneficios para la salud y que la UNESCO ha decidido incluir a la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Está basada en el consumo de cereales, verduras, frutas, lácteos, aceite de oliva, carne, pescado, huevos, legumbres, aceitunas, vino y otras bebidas fermentadas.

En Cataluña es muy tradicional el pan con tomate, que se ha extendido con el paso de los años al resto de España. Se trata de untar el pan con un tomate cortado por la mitad para después sazonarlo con aceite de oliva y sal.

Se preparan numerosas ensaladas variadas con tomates, pasta, especias, anchoas, atún, judías verdes, maíz y muchos otros ingredientes.

El papel principal es para los platos de carne. Muchos de ellos se preparan a la brasa, en parrillas de grill, lo que garantiza un gusto inolvidable. También muy importantes son el pescado asado y el arroz negro con calamares en su tinta.

La paella es el plato principal por excelencia cuyo componente principal es el arroz. Ésta puede ser muy diversa: de mariscos (gambas, calamar, pulpo, almejas, mejillones) y de carne (pollo, conejo y verduras). Muy importantes son también los platos de la caza menor, como la perdiz, el faisán o la codorniz.

Entre las salsas más populares destaca el allioli, a base de ajo y aceite y la salsa romesco hecha con tomate, ajo, pan, almendras, avellanas, pimientos, romero, aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta.

Entre la gran variedad de postres, el más popular es la crema catalana, hecha con yema de huevo, azúcar, harina de trigo o harina de maíz y leche aromatizada con canela y piel de limón o de naranja.

¡Resistirse a las tentaciones gastronómicas de la cocina catalana es imposible! ¿Quién se negaría a probar el jamón, la paella o el gazpacho?

Y, por supuesto, los vinos ...

Cataluña tiene una producción excelente de vinos rojos, blancos y rosados, el más famoso de los cuales son el vino del Penedés y el Priorat. El Penedés es conocido por sus vinos blancos, con una fortaleza de 10 a 13 grados, sabor suave y afrutado, hechos con una mezcla de las tres cosechas de los viñedos locales. Los vinos del Priorat son quizás los más caseros de los vinos españoles ­­– rojo oscuro, color fuerte, saturado, con un sabor aterciopelado. No hay que olvidar los excepcionales vinos espumosos catalanes, famosos en toda España y en el extranjero como el producido en Sant Sadurní D'Anoia (cerca de Barcelona).

Las rutas vinícolas y gastronòmicas en Cataluña son un viaje fascinante para los amantes de la comida.